Fauna y flora muestreada

FAUNA Y FLORA MUESTREADA

El OBA presta atención a seres vivos que, por las tareas que desempeña
en la naturaleza y por su importancia en el ecosistema, sirven como bioindicadores de la calidad ambiental y de la presencia y diversidad de otros organismos importantes.

Las metodologías propuestas (observación directa, recuentos, nidos y trampas) son estándares sencillos y asequibles desarrollados con ayuda de especialistas. A lo largo del año se realizan varios muestreos en diferentes meses, según cada protocolo. 

Los protocolos y fichas de campo son fundamentales para desarrollar cada muestro y se puede encontrar en la sección de descargas. En este mismo enlace estarán otros materiales que iremos añadiendo como las miniguías o las guías para cada grupo. 

Con los datos de cada observación recogidos en la web o la app, desde el OBA se procesa la información para vigilar el estado de la diversidad agraria y entender cómo afectan las diferentes prácticas a los diferentes organismos observados.

QUÉ OBSERVAMOS

Construir una red de observadores de la biodiversidad a pie de campo es la herramienta más potente del OBA. Para ello contamos con la ciencia ciudadana y un trabajo de alianzas constante desde Fundacón Global Nature. 

El conocimiento que obtengamos de esta red nos permitirá dar seguimiento a gran escala de la biodiversidad en el medio agrario. Para ello, involucramos y sensibilizamos a los agricultores que encontrarán grandes beneficios al formar parte de esta poderosa red de datos y conocimiento.  

La red OBA

Entre 2020 y 2021, hemos desarrollado y puesto a prueba las metodologías y hemos incorporado una veintena de parcelas piloto por toda la península, con características de manejo y cultivos diferentes.  Pero esta es sólo la primera fase ya que la inspiración es el OAB – Observatoire Agricole de la Biodiversité, que logró la participación de más de 500 explotaciones en toda Francia